jueves, 18 de febrero de 2010

KC-135E, Nuevo tanquero chileno



STRATOTANKER KC-135




por Sergio Pulgar

La nueva adquisición de nuestra Fuerza Aérea chilena, constituye un aporte significativo a las capacidades defensivas de la Nación y complementa y aumenta notablemente las de transporte, tanto de pasajeros, como carga del Grupo de Aviación de Transporte Nº 10; confirmándolo en su rol de dispositivo estatégico, que se venía desarrollando como concepto, a partir de la incorporación del Boeing 767.
La antigüedad del modelo, no es obstáculo para que cumpla eficientemente la misión primaria de tanquero y las secundarias – no menos importantes – de carguero y transporte; toda vez que en su país de origen, continúa en servicio, salvo de que lo hace con motores más modernos, pero las células son las mismas de la década de los 60.
En apoyo a lo dicho debe considerarse que sólo en los últimos cinco años, la resolución estadounidense de proveerse de un nuevo tanquero ha tomado forma definitiva, aunque falta resolver el concurso entre Boeing (productora del KC-135) y Airbus (consorcio europeo que puja por una versión adaptada de sus extensamente utilizados modelos de línea).

Por otra parte debemos asumir seriamente nuestras capacidades económicas, que no permiten desembolsar grandes cantidades en modelos más nuevos (o novedosos), reafirmando asimismo que nuestro país y su Fuerza Aérea no pretende convertirse en un sistema ofensivo, sino consolidar su capacidad defensiva, en tanto que proveerse de un factor de disuasión; a la postre más rentable y positivo que embarcarse en conflictos bélicos en la región.
Al punto, tanto el Comandante en Jefe Ricardo Ortega, como el Ministro de Defensa Francisco Vidal, han sido más que claros al respecto.
No queremos un sólo centímetro más allá de nuestro territorio, pero tenemos la fuerza para defender hasta el último milímetro…
Francisco Vidal, Ministro de Defensa de Chile

Orígenes del KC-135
Debemos establecer básicamente que el KC-135, es un modelo de desarrollo propio que tiene su origen en el Proyecto Boeing 367-80, del cual se derivan los dos aviones más exitosos y longevos de la fábrica estadounidense; el modelo 707 de transporte y el 717 de reabastecimiento en vuelo.
En consecuencia, ninguno de los dos es una versión alternativa o desarrollada del otro, sólo tienen un origen común.
Aclarado el punto, vamos a la historia…

Antecedentes
Han transcurrido casi cinco años desde que Boeing propusiese un nuevo tanquero a la USAF, basado en un desarrollo del C-97 Stratofreighter (luego KC-97) un cuadrimotor a pistón y una versión del mismo, pero dotada de turbohèlices designada como Boeing 377 Stratocruiser, como transporte, aunque el objetivo real de la empresa es ofrecer un cuatrirreactor.
Las características generales del proyecto 367-80, más comúnmente llamado "Dash 80", fueron producto de un proceso serio y participativo, siendo la mejor muestra de ello el memorandum enviado por el entonces Presidente de Boeing, William Allen; el 26 de Marzo de 1952 a sus jefes de división, consultando cuál era su opinión y propuesta, sobre la idea de que la empresa desarrollase un prototipo de reactor de transporte en dos años.
Las respuestas del 15 de Abril de ese mismo año, fueron sólidas y lo suficientemente convincentes, como para que el directorio aprobase los US $ 15 millones que se necesitaba para desarrollarlo.
El nuevo modelo fue entonces designado Boeing 707, aunque siguió siendo comentado como el 367-80; ya había determinado las dos versiones, 707 el transporte y 717 el tanquero.
Aunque se hizo un despliegue informativo del desarrollo del 707; paralelamente Boeing hacía lo propio en el tanquero; todo financiado como un proyecto privado. Sólo en Marzo de 1954 se reveló en toda su magnitud el proceso del tanquero, como una aeronave que poría ser ideal para operaciones de alta velocidad a grandes altitudes en misiones de reabastecimiento de combustible y transporte; siendo capaz de recargar en vuelo los existentes y futuros cazas, bombarderos y aviones de reconocimiento a las mismas o cercanas altitudes operativas de aquellos. Sin duda una afirmación que debe haber parecido casi arrogante, pero no menos visionaria.
En todo caso, al revisar con calma las respuestas de los jefes de división, de Abril de 1952, no cabe duda de la seriedad y la convicción expresada en la propuesta. Todo había sido minuciosamente evaluado y cada división tenía claro su trabajo.
Así un equipo de trabajo altamente motivado fue dando forma a los dos aviones, hasta la presentación del primer prototipo del "Dash 80", el cual fue sacado del hangar el 15 de Mayo de 1954; siendo bautizado con dos botellas de champaña, por la señora Boeing; una por cada modelo representado en ese único ancestro común; STRATOLINER para su destino civil y STRATOTANKER para el militar.
El 15 de Julio de 1954 el "Dash 80" despegaba en su primer vuelo, proyectando la saga de sus descendientes, los cuales en sucesivos modelos han confirmado la visión de sus proyectistas.
Mas en 1953 se había comenzado a sentir la necesidad de contar con un reabastecedor en vuelo más eficiente y que permitiese alcanzar los, entonces, objetivos del SAC (Strategic Air Command) al mando del casi legendario General Le May; sin duda el soldado más poderoso de ese momento...

Hacia el KC-135
Requisitos de la USAF






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada